Photograph of Jaime Mateo

Sobre mí

Campuzano nace en 1986 en la localidad murciana de Archena, en el seno de una familia humilde y tradicional. Desde su más temprana infancia, el joven artista comenzará a manifestar una gran sensibilidad artística, que le lleva a empaparse de los grandes autores clásicos de la historia del Arte y sobre todo de los principales escultores murcianos del siglo XX; tales como González Moreno o José Capuz. A su vez comenzará a expresar esta cualidad a través del barro y la pintura, modelando y creando sus primeros volúmenes de manera totalmente autodidacta.

Con tan solo quince años, Campuzano se matricula en dibujo y pintura en la conocida como “Academia de las Artes” de Murcia. En la capital de la huerta, adquiriendo las primeras pinceladas técnicas de una formación que continuaría durante sus estudios en el I.E.S Floridablanca, donde cursará el bachiller en su modalidad de artes. Este cambio representa en el artista un nuevo cambio que le motiva a sobrepasar las barreras de la Región levantina y adentrarse a través de sus viajes en el conocimiento de nuevos autores de manera directa.

Su viaje al norte peninsular marcará profundamente sus futuras creaciones, que desde el momento se verán empapadas por los sentimientos que sobre Campuzano generan las grandes obras de Chillida, entre otros.

De igual manera continua su perfeccionamiento formar y técnico, que culminará con un intenso contacto laboral con el mundo de la enseñanza, impartiendo numerosos cursos de modelado y pintura para el Ayuntamiento de la ciudad.

En 2012, se matricula en la Escuela de Arte de Murcia donde adquirirá conocimientos, entre otros, de talla en madera y forja artística, y logrará conseguir el titulo de "Técnico superior en artes plásticas y diseño de la Escultura" en 2014. El éxito en su entorno es tal, que un año después expone en la muestra; “Escaparates con Arte” de Murcia. En esta su obra “Sergio y Baco”, supone una revolución para el artista al fusionar un intenso mundo de creencias y vivencias personales. La escultura gustará tanto a su entorno que con ella culminará de forma destacada el proyecto final de ciclo, con el que pone fin a una nueva etapa de creación y formación.

En marzo de 2016, realiza su primera exposición individual en Espinardo (Murcia); “Ruah”. En la que a partir de ocho obras Campuzano nos da a conocer de forma intensa y personal, su visión sobre los grandes temas del arte, tales como la muerte o la fecundidad.

En julio de este mismo año, expondrá por primera vez fuera de su ciudad natal. Madrid recibe al artista en una muestra en la Sala Siroco, que tomará el nombre de “Isha”.

Esta micro exposición como bien definiría el historiador del arte; Francho Donate, “…nos evoca la exquisita sensibilidad del artista contemporáneo, creador de una actualizada belleza apasionada y manierista. Donde lo femenino, la sacralización del género, la sublimidad y la delicadeza se sumergen en las entrañas del creador para renacer y materializarse en los elementos, dotándolos de la misma vida, que ancestralmente encontraron en las manos de los hombres, que vertieron esa gracia subjetiva, enigmática, divina.

El arte nacido del hombre, la mujer y el arte, el hombre y la mujer, la constante lucha, insuperable y eterna. Eso es Isha. “.